domingo , septiembre 23 2018
Home / -Destacado / La dinastía de esquiadores

La dinastía de esquiadores

El sorprendente caso de una familia que ya lleva cuatro generaciones que se dedican al principal deporte de nieve, con muchos de ellos compitiendo al más alto nivel. Los más exitosos son los hermanos Cristian, María Belén, Macarena y Angélica, que ya disputaron numerosos Juegos Olímpicos de Invierno, mundiales y campeonatos.

No hay otro caso igual en nuestro país y seguramente en ninguna parte del mundo. El apellido Simari Birkner es sinónimo de esquí. Ya son cuatro generaciones que se dedican a este deporte, con muchos de ellos compitiendo al más alto nivel. Y el “culpable” de esta locura por las tablas fue Jorge Birkner, un ingeniero agrónomo que en 1969 aceptó un trabajo en un Bariloche por aquel entonces despoblado y abandonó Buenos Aires junto a Teresa Cogan, su mujer. Tuvieron seis hijos -Teresita, Jorge Jr., Magdalena, Carolina, Ignacio y Ramón, y todos ellos empezaron a encender la llama. Hubo muchos logros importantes dentro de esta familia, y seguramente vendrán otros tantos en los próximos años. Pero el primero para destacar fue el título que, en 1981, ganó Jorge Jr. en el Campeonato Argentino de Mayores disputado en Bariloche, y que fue el primero de los Birkner en esa categoría. Luego, en 1984, se daría una particularidad: el propio Jorge Jr. y Magdalena participarían juntos de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sarajevo, en la entonces Yugoslavia. Y, como si fuera poco, para los siguientes Juegos Olímpicos, que se realizaron en Calgary, Canadá, en 1988, a ellos dos se les sumarían Carolina e Ignacio.

Años después tomarían la posta quienes son, hasta ahora, la generación más exitosa: la integrada por los hijos de Teresita Birkner Cogan, es decir, los nietos de los fundadores de esta “fábrica de esquiadores”. Ellos son Cristian, María Belén, Macarena y Angélica Simari Birkner. Los tres primeros compitieron juntos en 2002 en Salt Lake City, en 2006 en Torino y en 2010 en Vancouver. Y dos de ellos, Maca y Cristian, estuvieron presentes en los Juegos Olímpicos de Sochi 2014 junto a Jorge, uno de sus primos, en otra curiosidad para destacar. Cristian y Maca participaron en cuatro Juegos Olímpicos de Invierno, y María Belén en tres, además de varios mundiales y torneos. Mientras que Angélica no estuvo en JJ.OO pero sí en muchos mundiales y torneos de primer nivel. Y sus entrenadores siguen siendo, como desde los primeros momentos, sus padres Teresita Birkner y Mario Simari.

Por todo el mundo.

Los Simari Birkner son bastante nómades. Las familias de Jorge Birkner Cogan; Magdalena Birkner Cogan; y Carolina Birkner Cogan viven en Buenos Aires. Ignacio Birkner Cogan, en cambio, está en Utah, EE.UU. Y Cristian Simari Birkner, en Italia. El resto del clan tiene sus casas en Bariloche. Aunque, en todos los casos, es difícil establecer un solo punto geográfico como su lugar de estadía, porque la mayoría compiten todo el tiempo y pasan media temporada en nuestro país, y el resto en Europa.

Se trata, está claro, de una familia muy numerosa. Y en la cual, a pesar de ser tantos, todos abrazaron la pasión por el esquí. Se puede nombrar, como excepciones, a Teófilo Birkner Ketelhohn, el hijo de Jorge Jr., quien es piloto de avión. O a su hermano Jorge, que se dedica al polo, al igual que Felipe Rivas Birkner y Serafín Rivas Birkner, los hijos de Carolina. También están los casos de Bautista, Francisco y Celina, los hijos de Magdalena, que se apasionaron por el windsurf y compiten en ese deporte. Pero incluso todos ellos también esquiaron desde muy pequeños y lo siguen haciendo.

Y la cuarta generación de la familia, como no podía ser de otra manera, ya está dando sus primeros pasos arriba de las tablas, y promete continuar con el legado y con los éxitos. El futuro es de Guadalupe, la hija de Macarena, que tiene 11 años; y de los tres hijos de Cristian: Félix, de nueve; Martín, de seis; y León, de cuatro. De ellos, los más grandes (Guadalupe y Félix) ya han participado de algunas competencias. Y, como no podía ser de otra manera, se nota que además de la pasión heredaron la calidad.

Vea también

Catedral Snow Run, el estreno de una carrera de running sobre nieve

Mañana se correrá la primera edición, con la participación de 300 competidores de diferentes provincias …